Decide si prefieres alquilar un piso amueblado o no.

Ahora que has decidido venirte a vivir en Barcelona, te surge la duda de si prefieres un piso que esté completamente amueblado o mejor, uno vacío. Desde Gumper sabemos que esta es una decisión muy personal. No obstante, dada nuestra experiencia, sabemos que existen distintos factores que pueden modificar las preferencias iniciales e inclinar la balanza hacia el lado contrario. La estética del inmueble, la duración del contrato que vamos a firmar, y, sobre todo, nuestra liquidez para afrontar gastos, serán algunos de los elementos determinantes en este sentido.

Debemos de partir de la base de que, por regla general, al menos la cocina estará completamente equipada en cualquier casa que podamos alquilar. Por tanto, la diferencia estriba en si el resto de las estancias cuenta con muebles o no. En muchas ocasiones y a pesar de que el futuro inquilino desee deshacerse del mobiliario que viene incluido, bien porque sea demasiado antiguo, bien porque desee comprar el suyo propio, puede encontrarse con la desagradable sorpresa de que no sea posible. Por tanto, la capacidad de maniobra es casi inexistente y deberás asumir que esos son los muebles que va a tener si deseas ese piso.

En otras ocasiones, nos encontramos con el polo contrario. El inmueble está completamente vacío y el futuro inquilino no tiene ni desea adquirir todo lo que necesita. El hecho de vivir de alquiler, sobre todo, si este tiene una duración muy limitada, puede provocar que se evite este tipo de viviendas. No obstante, si te interesa, siempre tienes la opción de negociar con el propietario y que compre al menos lo básico que vas a necesitar. En el caso de que te animes a adquirir algunos muebles para uso propio, una vez que acabes el contrato y te vayas a marchar, tienes la opción de negociar un precio por el mismo con el propio arrendador. En el caso de que no esté interesado, seguro que puedes venderlo en alguna tienda de segunda mano y sacarle rentabilidad.

Como puedes ver, se trata de pararte a balancear los beneficios que obtienes con una elección u otra. ¡Seguro que aciertas!