El Congreso de los Diputados ha aprobado el proyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda


En este artículo se analiza la evolución del proceso de negociación de la Ley de Vivienda, desde el anteproyecto hasta su versión final definitiva. Durante este proceso, se han producido importantes cambios en el contenido de la ley y en las negociaciones políticas que han tenido lugar para llegar a un acuerdo.

El Congreso de los Diputados ha aprobado el proyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda, que busca regular y controlar el precio de los alquileres y modificar los procesos de desahucios.

1. Regulación precios en áreas pensionadas.

Se establecerá un límite máximo en el precio de los alquileres en áreas tensionadas. Esta medida se aplicará tanto a los contratos de alquiler ya existentes como a los nuevos, sin importar si los propietarios son grandes empresas o pequeños dueños de viviendas.

2. Ampliación de las zonas tensionadas.

Se ampliarán las zonas de mercado del alquiler consideradas como áreas tensionadas. Esta ampliación se llevará a cabo de acuerdo con los criterios establecidos por la Ley, según la cual se considerará una zona tensionada si se cumple una de las dos condiciones siguientes: si el coste medio de la hipoteca o del alquiler más los gastos y suministros básicos supera el 30% de la renta media de los hogares, o si el precio de compra o alquiler de la vivienda ha aumentado al menos un 3% por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en los cinco años anteriores a la declaración de área tensionada.

3. Modificación de los grandes tenedores a 5 inmuebles

La definición de gran tenedor se ha reducido a la persona física o jurídica que sea titular de cinco o más inmuebles urbanos excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 metros cuadrados. La ley también recogerá las condiciones para declarar una zona de mercado residencial tensionado, que se podrán aplicar de manera disyuntiva, es decir, no es necesario que se cumplan las dos circunstancias a la vez.

4. Medidas ante los desahucios

La Ley de Vivienda introducirá nuevas medidas para abordar los desahucios. Entre ellas, se prohibirá la ejecución de desahucios sin fecha y hora previamente determinadas. Además, se establecerán nuevas prórrogas en los procedimientos de lanzamiento. Las comunidades autónomas también podrán implementar mecanismos de mediación y alternativas habitacionales para apoyar a las personas en riesgo de perder su vivienda.

5. Honorarios profesionales.

Los honorarios y gastos profesionales relacionados con el alquiler de un inmueble serán responsabilidad exclusiva de los propietarios. Además, se prohibirá la práctica de aumentar el alquiler con cargos adicionales no acordados previamente, tales como gastos de comunidad, basura, etc. Asimismo, se eliminarán las cláusulas que permitían a las partes evitar la aplicación de la Ley mediante acuerdos privados.

6. Límite de la actualización de la renta

Se ha eliminado de manera definitiva el IPC como índice de referencia para la actualización anual de la renta en los contratos de alquiler. Durante el año 2023, se aplicará un límite máximo del 2% para la actualización de la renta. Para el año 2024, este límite se aumentará al 3%. A partir de 2025, se utilizará un nuevo índice que no podrá superar en ningún caso al IPC para la actualización de la renta.

7. Competencias a las comunidades autónomas.

La Ley de Vivienda garantizará el respeto a las competencias autonómicas y locales, y proporcionará un marco jurídico sólido que permitirá a las instituciones competentes en materia de vivienda desarrollar y ampliar políticas de vivienda que consideren necesarias.

En los próximos días se conocerá el texto final de la nueva Ley de Vivienda. Muchos actores del mercado expresan su desacuerdo con la ley, argumentando que tendrá un impacto negativo en la oferta de viviendas y en la situación de los propietarios. Entre las críticas más frecuentes se encuentra la consideración de la ley como cortoplacista y contraproducente, ya que los cambios que propone no tendrán un efecto positivo a largo plazo.

Además, algunos sectores argumentan que la Ley de Vivienda será desastrosa para los propietarios:

  • Aumentará las restricciones a la hora de alquilar.
  • Saldrán más pisos al mercado de compraventa.
  • Se contraerá aún más la oferta de viviendas en alquiler.
  • Fuga de capitales a otros mercados financieros.
  • Mayor dificultad de acceso a la viviendas para los jóvenes o estudiantes en grandes ciudades.
  • Posibles aumentos de precios a corto plazo.

¿qué opinas del anteproyecto de la ley de vivienda?

Quizás te pueda interesar…

no thumb

El Congreso de los Diputados ha aprobado el proyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda


En este artículo se analiza la evolución del proceso de negociación de la Ley de Vivienda, desde el anteproyecto ...

no thumb

Nuevo Índice de Referencia de Alquiler en Barcelona


Tu Guía Definitiva para el Control de Alquileres en Zonas Tensionadas

no thumb

Consejos para asegurar el cobro de tu vivienda de alquiler

¿Te preocupa no cobrar el alquiler todos los meses? Es uno de los temas que más preocupa a los propietarios de viviendas, dado que lamentablemente es algo que está a la orden del día. Sin embargo, hay acciones que ...